Látex natural

El látex natural se obtiene a partir de la savia extraída del árbol del caucho. Es el jugo blanco o amarillento que circula por los vasos de este árbol.

Tiene diferentes propiedades, tales como:

  • Gran elasticidad y firmeza que se traduce en una buenísima adaptabilidad, la combinación de estas dos propiedades consigue que el colchón de látex natural sea un soporte duro pero flexible, que permite que el cuerpo se hunda ligeramente en él, dejando que la espalda tenga una superficie de contacto y apoyo que favorece su distensión y evita crear zonas de presión sobre el durmiente ó depresiones que perjudican la postura.
  • Propiedades antibacterianas y  antifúngicas  naturales ya que no es un sustrato apto para el crecimiento de estos organismos.
  • Transpirabilidad: el látex natural permite una buena transpiración, y también necesita estar en buen estado para transpirar bien, por ello hay dos cosas muy importantes a tener en cuenta:
    • Por un lado la funda que lo envuelve, ésta debe ser de algodón 100% tanto su tela com haciéndonos o su acolchado, pues cualquier fibra sintética sobre un material natural ahoga su transpirabilidad haciéndonos sudar en verano y sentir frío en invierno, siendo esto lo que ocurre con el látex sintético y con las fundas y acolchados sintéticos que se ponen habitualmente sobre los colchones.
    • Se puede apoyar sobre cualquier tipo de base:
      • Rígida, láminas o canapé, siendo la más recomendable la base laminada.
  • Durabilidad: el látex natural tiene una durabilidad grande, entre 17 y 20 años si se mantiene bien ventilado y no esta en contacto directo con el sol. A partir de este tiempo empieza a desintegrarse, soltando poco a poco un polvillo que hace que disminuya su densidad progresivamente.
  • Indeformable: Su alta densidad 75-80kg m3 asegura la indeformabilidad.
  • Biodegradable.
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://lacamaazul.es/latex-natural
YouTube
Instagram